Merengue

Los primeros años de la historia del merengue lo sitúan en diferentes puntos a lo largo de todo el Caribe como: Puerto Rico (llamado UPA), Colombia, Venezuela, y República Dominicana. Pero la historia fuesen solo palabras, se podría considerar el Haití Francés como el lugar de nacimiento del merengue.

El merengue encontró una fuerte oposición por parte de la élite intelectual cuando en la mitad del siglo XIX hizo su aparición por primera vez en los salones de la República Dominicana. El baile dominante de la época era la tumba, un majestuoso derivado del contradanse que se bailaba en grupos. Por el contrario, el merengue era un baile en pareja con un pronunciado movimiento lascivo de caderas. La música incorporaba ritmos Africanos sincopados muy similares a la danza Cubana, hasta tal punto que las palabras “danza” y “merengue” se usaban indistintamente. Para las clases gobernantes el merengue (danza) simbolizaba las culturas Cubana y Afro-Caribeña cuya estética Africana (léase Haitiana) aborrecían. Como consecuencia, el merengue no gozó de una buena acogida en la vida urbana del siglo XIX, aunque sí se propagó rápidamente por la población rural (que constituía el 97% en 1880), posiblemente porque ya estaban impregnados de las tradiciones Africanas.

El hombre que llegaría a ser uno de los dictadores más duros de Latinoamérica, Rafael Trujillo, se sirvió del merengue, promoviéndolo como símbolo nacional. Las mejores bandas de merengue fueron bautizadas de nuevo para tomar su nombre, se escribían y representaban canciones propagandísticas, y se permitió que su hermano Petán llevase una importante emisora de radio que emitía merengue en directo.

Tras la muerte del dictador, la nueva situación se reflejó en las nuevas canciones de este estilo, tanto el optimismo político que los Dominicanos estaban experimentando, así como la entrada de nuevas ideas, todo ello estimulado por el levantamiento de las restricciones de movilidad tanto dentro como fuera de la República (la más importante de las cuales fue la llegada del Rock & Roll de los Estados Unidos).

El dictador, seguidor de Trujillo, Joaquín Balaguer subió al poder en 1966 ayudado por la intervención Norteamericana. Durante su gobierno, la fuga de dominicanos que había comenzado bajo el régimen de Trujillo se convirtió en una oleada desbordante. La diáspora coincidió con una relajación en la política de inmigración Estadounidense, con lo que los emigrantes pudieron hacerse camino hacia la ciudad de Nueva York y el estado libre asociado de Puerto Rico. Y de ahí al resto del mundo.

Y este para nota ;):

Fuente: http://www.rosariosalsa.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s